Prepara el camino

caminoarrow2007
PRÓLOGO

Lo primero que se debería tener en cuenta es que se va a iniciar una peregrinación y no una simple marcha senderista. Con mayor o menor fervor religioso, por motivos culturales, históricos, artísticos, deportivos o personales, con espíritu de recogimiento personal o con ganas de compartir un ambiente festivo con amigos o familiares, pero una peregrinación al fin y al cabo. A lo largo de la ruta se encuentran albergues exclusivos para peregrinos y gentes de muy diversa índole que dan su tiempo y su esfuerzo para atender a los caminantes, lo que obliga a recalcar la máxima jacobea: “El peregrino no exige, agradece”. La hospitalidad que se encuentra en esos lugares es en su mayoría – porque cada vez hay más avispados que sólo buscan el negocio -desinteresada y sucesora de una tradición hospitalaria con el viajero que se remonta a varios siglos. No la desperdicie y, sobre todo, no la malogre exigiendo servicios propios de un lugar de pago; para eso están las vacaciones turísticas.

¿QUÉ RUTA ELEGIR?

Existen tantos caminos a Santiago como caminantes, pues en realidad las vías utilizadas por los antiguos peregrinos para alcanzar la capital compostelana hollaron todos los rincones de la Península. Pero una destacó por su importancia histórica y estratégica. Es el llamado Camino Francés, que tras salvar los Pirineos por Roncesvalles, pasaba por Pamplona, Logroño, Burgos y León. El ramal Aragonés, muy frecuentado también en la antigüedad, superaba la cordillera por Somport (Huesca) y se unía al anterior en Puente la Reina (Navarra). La primera decisión, por tanto, es cual elegir. La ruta de Roncesvalles es más bella, clásica y frecuentada; la aragonesa de Somport es algo más larga y mucho más solitaria y agreste, pero precisamente por eso reproduce para muchos el verdadero camino medieval. Para los que optan por el ramal navarro, la segunda decisión es dónde empezar. La mayoría de los peregrinos modernos elige Roncesvalles como punto de partida por comodidad, ya que hay autobuses diarios y directos desde Pamplona. Sin embargo es aconsejable, si se puede estirar el viaje un día más, bajar hasta Saint-Jean-Pied-de-Port e incluir en el zurrón la maravillosa experiencia de atravesar los Pirineos.

¿CUÁNDO HACERLO?

Las tres cuartas partes de los peregrinos españoles hacen el Camino durante los meses de julio y agosto por una razón obvia: es cuando tienen vacaciones. Sin embargo, ésa es, con mucho, la época más desaconsejable para hacerlo. Por un lado están los factores puramente climatológicos: mucho sol y mucho calor, sobre todo en las interminables llanuras castellano leonesas. Pero hay que añadir también un factor psicológico nada desdeñable: en esas épocas de mucha afluencia los albergues de peregrinos están llenos, lo que crea una psicosis colectiva por conseguir una cama que desemboca en situaciones absurdas, como levantarse a las cuatro de la madrugada para llegar antes que nadie al siguiente albergue; parar a las nueve de la mañana para ponerse ya a la puerta del refugio de turno a hacer cola o correr tanto por adelantar a otros grupos que no se apreceia ni disfruta el recorrido. Esta situación se agrava en años jacobeos. Si no queda más remedio que hacerlo en esa época, no hay problema, basta con mentalizarse de que no pasa nada por no encontrar un día albergue y tener que dormir en el suelo de un polideportivo.

Todo menos que perder ese espíritu de paz y conexión con la naturaleza que debe presidir la caminata. La mejor época, sin duda es mayo y junio, seguida de septiembre y principios de octubre. Las temperaturas son suaves; los riesgos meteorológicos, previsibles, y los refugios tienen una ocupación moderada. Quienes busquen el verdadero espíritu medieval del peregrino solitario deben optar por el invierno.

PUESTA A PUNTO

Afrontar 800 kilómetros a pie si nunca se han caminado largas distancias es una temeridad. Conviene en ese caso entrenar durante los meses previos, dando largos paseos (de varios kilómetros) con las mismas botas y mochila que se vayan a emplear para el viaje.

LA CREDENCIAL

credencial

La ‘Credencial del Peregrino’ es el documento que acredita la condición de peregrino con el fin de obtener ‘La Compostela’, que acredita a su vez que se ha hecho la peregrinación a Compostela por motivos religiosos, y que no tiene nada que ver con la obtención del Jubileo.

Este documento se entrega a los peregrinos que desean recorrer el Camino a pie, en bicicleta o a caballo, y es necesario para disponer de acceso a los albergues y también para obtener La Compostela. Se puede pedir con antelación en cualquier Asociación de Amigos del Camino o bien en la parroquia de nuestra población. También se entrega en algunos albergues de localidades donde es habitual empezar o instituciones de la Iglesia. Se puede substituir también con una carta de nuestra parroquia que acredite que se sale como peregrino. Incluso nos la pueden pedir en nuestro punto de partida para dar fe de la identidad del solicitante y de la veracidad de su intención.

El documento sólo tendrá validez si está debidamente datado y sellado. Así pues, a lo largo del recorrido hemos de solicitar que nos pongan el sello y la fecha allí donde pernoctemos. No olvidemos sellar la credencial en el pueblo o ciudad desde donde empezamos el Camino, independientemente de que hayamos hecho noche allí o no. Si el albergue estuviese cerrado se puede solicitar en cualquier hotel, bar, comercio, oficina de correos…

Impresa en cartulina, la ‘Credencial del Peregrino’ consta de 14 páginas que se abren en forma de acordeón. La primera y la útima son la portada y la contraportada, mientras que la segunda es un formulario destinado a servir de carta de presentación y que deberá ser cumplimentado por una parroquia, asociación cristiana, abadía, cofradía… Al pié de esta página se reserva un espacio para que, una vez cumplida la peregrinación, la Oficina de Acogida del Peregrino de Santiago ponga la fecha y el sello y conceda la ansiada ‘Compostela’.

La tercera página, y cinco siguientes, están dedicadas a la colocación de los sellos con la certificación de paso en albergues, parroquias, cofradías… El reverso muestra una serie de mapas de los Caminos de Santiago. Por último, una de las páginas va dedicada a las instrucciones aclaratorias, que resumimos a continuación:

  • La credencial es sólo para peregrinos a pie, bicicleta o a caballo que desean hacer la peregrinación con sentido cristiano, aunque sólo sea en actitud de búsqueda.
  • La credencial tiene como objetivo identificar al peregrino con dos finalidades: acceso a los albergues y obtención de la Compostela.
  • La ‘Credencial del Peregrino’ sólo puede expedirla la Iglesia a través de sus instituciones: obispado, parroquia, cofradía… para así poder obtener ‘La Compostela’.
  • Los albergues carecen de subvenciones y deberían mantenerse con la colaboración de los peregrinos en cuanto a limpieza, cuidado de las instalaciones, ayuda económica…
  • A los grupos organizados con coche de apoyo o en bicicleta, se les ruega que busquen un cobijo alternativo distinto de los refugios de peregrinos.
  • El portador de la Credencial acepta las condiciones.

La Credencial del Peregrino deberá entregarse debidamente sellada en la Oficina de Acogida al Peregrino, en el número 1 de la Rúa do Vilar, que sale de la Plaza de Platerías de la Catedral del Apóstol Santiago, y dónde nos pondrán el último sello y nos expedirán ‘La Compostela”.

LA COMPOSTELA

la_compostela

La Compostela es la acreditación documental que certifica que se ha realizado la peregrinación a Santiago por motivos religiosos o espirituales, independientemente de que sea o no Año Santo Jacobeo. Una tradición que surgió a raíz de la institucionalización y la adquisición de una consideración social y religiosa de la peregrinación, haciéndose así necesario acreditar el haberla realizado. En sus inicios esto se conseguía adquiriendo en Santiago la venera o concha de vieira. Dada la facilidad de falsificar esta certificación se empezaron a expedir más tarde y ya en el siglo XIII las llamadas cartas probatorias, que fueron la semilla de lo que hoy conocemos con el nombre de Compostela, y que todo aquel que peregrina a Santiago puede lograr.

Nada tiene que ver lograr el Jubileo Compostelano con la obtención de La Compostela, que sólo puede lograrse haciendo el Camino de Santiago, mientras que el Jubileo lo puede ganar cualquiera para sí mismo o para un familiar que ya haya fallecido, con simplemente visitar la Catedral y el sepulcro del Apóstol Santiago, rezar alguna oración (por lo menos, el Credo, el Padre Nuestro y pedir por las intenciones del Papa), y recibir los sacramentos tanto de la Penitencia (quince días antes o después) como de la Comunión.

Para lograr ‘La Compostela’ será necesario realizar a pie o a caballo al menos los 100 últimos kilómetros del Camino de Santiago, o 200 si lo hacemos en bicicleta. Hecho esto tendremos luego que acreditarlo debidamente ante el Cabildo de la Catedral de Santiago echando mano de nuestra Credencial de Peregrino. Un documento que se puede adquirir por algo menos de un euro en asociaciones, cofradías y refugios en los que ha delegado la Iglesia de Santiago. El peregrino debe ir sellándolo un par de veces por los lugares que pasa de manera que pueda demostrar ante el Cabildo Catedralicio que ha realizado la peregrinación. Además de servir para conseguir la Compostela, la credencial da derecho a los peregrinos a acogerse a la hospitalidad de los albergues.

Concedida por el Cabildo de Santiago y firmada por el Secretario Capitular de la Iglesia Compostelana, se trata de un documento en el que se deja constancia en latín del nombre del peregrino, a quien se le reconoce su condición de peregrino cristiano a Compostela. La traducción del texto del documento al español dice así:

El Cabildo de esta Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral Compostelana custodio del sello del Altar de Santiago Apóstol, a todos los Fieles y peregrinos que llegan desde cualquier parte del Orbe de la Tierra con actitud de devoción o por causa de voto o promesa peregrinen hasta la Tumba del Apóstol, Nuestro Patrón y Protector de las Españas, acredita ante todos los que observen este documento que: D. …………… ha visitado devotamente este sacratísimo Templo con sentido cristiano (pietatis causa).

En fe de lo cual le entrego el presente documento refrendado con el sello de esta misma Santa Iglesia.

Dado en Santiago de Compostela el día………mes……………año del Señor……….

El Canónigo Diputado para los Peregrinos

‘La Compostela’ se entrega en la Oficina de Acogida al Peregrino, en el número 1 de la Rúa do Vilar, que parte de la Plaza de Platerías, en la cara sur de la Catedral. En caso de no haber realizado la peregrinación con motivaciones religiosas o espirituales se nos entregará igualmente otro tipo de certificación que lo acredite.

El mímino de distancia para obtener la Compostela en el Camino Francés está en Sarria, si bien es más habitual iniciarlo en su primer tramo gallego, en el municipio lucense de O Cebreiro. También se puede obtener si hemos recorrido al menos 40 millas náuticas o hemos realizado la peregrinación a pie desde Padrón.

ANTES DE SALIR

  1. Entrenar varios días y durante varios kilómetros con las mismas botas y mochila que vayamos a llevar.
  2. Calcular el punto de partida en función de los días disponibles, a una media de 20 o 25 kilómetros diarios.
  3. Es preferible empezar más adelante el Camino que salvar tramos intermedios en coche.
  4. Elegir la época correcta. En verano los albergues están masificados. En invierno las condiciones climáticas son muy rigurosas ( y muchos albergues permanecen cerrados).
  5. Solicitar la credencial en el punto de partida; en ella no se puede dormir en los refugios.
  6. Planificar las dos primeras etapas más cortas que las siguientes; es en los atracones iniciales donde más peregrinos se retiran con tendinitis o ampollas.

2 Respuestas a “Prepara el camino

  1. quisiera informacion para hacer la ruta desde archena (Murcia) pasando por Caravaca de la cruz hasta santiago, y donde pedirla credencial del pergrino. Gracias,un saludo.

  2. GoodDay, We are 4 ladies and 1 married couple (6 altogher) that will walk the Camino from in September. We want to book rooms in advance for the 5th of September. What is the price and does it include a pelgrims supper and breakfast the next morning.

    Please advise,

    It is appreciated, Kind Regards

    Estelle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s